sábado, 16 de febrero de 2013

Retomando a Bentham la historia del anzuelo de Pedro





Vuelvo a Bentham este año por diversas circunstancias. El pensador inglés nacido el 15 de febrero de 1748 influyó de manera decisiva en las ideas jurídicas y políticas de Colombia en el siglo XIX. Famosas fueron las querellas o controversias relacionadas con el estudio obligatorio de los textos de Bentham durante la vicepresidencia de Santander en la Gran Colombia con el Decreto de 8 de octubre de 1825 que obligaba a estudiar el texto "Tratado de Legislación Civil y Penal" en las Universidades, Casas de Estudios y Colegios. Los textos fueron prohibidos con anterioridad a la conspiración contra Bolívar en marzo de 1828. Después de la dictadura bolivariana (1828 - 1830) volvió Santander de su exilio a la Nueva Granada en 1832 y gobernó hasta 1837, durante esta época se reinstauró el estudio obligatorio dentro de la carrera de Derecho los Tratados de Legislación Civil y Penal de Bentham, con la salvedad de que los docentes debían advertir a sus estudiantes sobre algunos apartes que podrían ser perjudiciales. Las querellas sobre el estudio de Bentham continuaron por diversas circunstancias y se dieron controversias por ejemplo en la fundación de la Universidad Nacional en 1867 por encontrarse en el pénsum de estudios y a finales del siglo XIX tras la promulgación de la Constitución de 1886 por autores como Miguel Antonio Caro en artículos relacionados con el utilitarismo. El primer texto de Bentham fue "Fragmento sobre el Gobierno" o "Comentarios sobre los Comentarios", haciendo alusión a que su libro era una acérrima crítica a los "Comentarios sobre Jurisprudencia" que había escrito Blackstone para ordenar de cierta manera el derecho jurisprudencial y las resoluciones en equidad que se producían en Inglaterra. La critica de Bentham se dio por las llamadas falacias o errores en la argumentación, así como en la conceptualización de los principios, que muchas veces caían en la retórica del derecho natural.

También resulta importante destacar que en este texto escrito en 1776 tiene como trasfondo una historia de amor prohibido por sus padres. Bentham quería formar un cierto patrimonio con la publicación de este texto para poder casarse con "Polly" Dunkley que no era aceptada por su padre Jeremiah Bentham por no tener suficiente dote. El 
Fragmento sobre el Gobierno se basó en unas notas preliminares de su amigo John Lind que le había pasado los manuscritos a Bentham para que le diera su opinión critica. Bentham le propuso a Lind reescribir el texto y compartir las ganancias. Lind finalmente decidió darle autorización para que Bentham escribiera el texto de su propia mano. Dentro del "Fragmento" encontramos largas notas a pie de página que hacen que el texto se vuelva más rico, pero también más complejo. Una de las que me causó curiosidad en la lectura fue la historia del anzuelo de Pedro. Bentham narra la historia de como Pedro el apóstol, discípulo de Jesús, obtuvo su pontificado acudiendo a artimañas y engaños, y no era tan santo como se piensa ahora. Dice Bentham en la nota 78 del "Fragmento": "Todo el mundo conoce la historia de quien habiendo sido pescador llegó a ser arzobispo y después Papa. Mientras fue arzobispo tenía la costumbre, después de comer, de disponer un anzuelo sobre su mesa, como recuerdo, según decía, de su modesto origen. Esta ostentación de humildad contribuyó no poco a acrecer su reputación. Poco después de su exaltación al solio de San Pedro, como uno de sus familiares le preguntase por qué no estaba en la mesa como era habitual, les contestó: "Calla; una vez que el pez ha picado no se necesita el anzuelo" (BENTHAM, Jeremías, "Fragmento sobre el gobierno", Madrid, Aguilar, 1973, p. 95).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada